Core Update de marzo 2024 tras un mes, todo lo que sabemos - Súmate

18 de abril de 2024

Escrito por Ana Rodilla

Google no tiene rival en España. Así lo confirman las gráficas de Stancounter, que establecen periódicamente la cuota de mercado de los buscadores más usados en nuestro país. A los datos nos remitimos. Según la medición más reciente, de febrero de 2024, un 96,14% de las personas que realizan sus búsquedas desde España lo hacen desde Google. El segundo clasificado, Bing, debe conformarse con un 2,62% de la cuota de mercado. 

Con estas estadísticas no es de extrañar que cada cambio en el algoritmo de Google suponga un verdadero quebradero de cabeza para empresas y especialistas en marketing. Saber qué son las Google Core Updates y estar al día de ellas es una tarea imprescindible para afinar las estrategias de posicionamiento y modificar los nuevos aspectos que el buscador penalice. Por eso, el reciente lanzamiento de la Google Core Update de marzo de 2024 exige que hagamos un análisis, entendiendo qué buenas prácticas van a premiarse en el contenido y cuáles van a ser castigadas. Te adelantamos un aspecto esencial: la calidad es tu mejor aliada para estar en lo más arriba del ranking.

¿Qué propósitos tiene la última actualización del algoritmo de Google?

El objetivo de las últimas actualizaciones del algoritmo de Google se dirige a situar en las primeras posiciones de búsqueda a los contenidos útiles para los usuarios, originales y de calidad. Y la Core Update de marzo de 2024 incide con más energía, si cabe, en este enfoque. ¿Cómo lo hace? Esforzándose en identificar todos aquellos contenidos que se generan solo para mejorar la clasificación de búsqueda, sin pensar en el usuario, y perfeccionando sus políticas de spam para evitar que las malas prácticas adulteren el funcionamiento del buscador. 

Con estos mimbres se abre la puerta a plantearse si los contenidos generados por inteligencia artificial van a ser penalizados. La respuesta es sencilla: si se utilizan herramientas como GPT-4 con el único objetivo de crear muchos contenidos de forma inmediata, con poco valor, repetitivos y en los que la intervención humana brille por su ausencia, lo más probable es que el algoritmo de Google sea capaz de identificarlo y el posicionamiento se vea afectado. Lo explica claramente la página de desarrolladores de Google: “el uso de la automatización, incluida la IA generativa, es spam si el objetivo principal es manipular la clasificación en los resultados de la Búsqueda”.

Ahora bien, esto no quiere decir que la combinación de IA y SEO para mejorar los resultados orgánicos sea sancionada per se. Cuando los avances tecnológicos como la inteligencia artificial son empleados para mejorar la experiencia de usuario, apostando por contenido útil, fiable y dirigido a personas, los resultados no se van a ver afectados. Solo lo harán en los casos en que la tecnología persiga exclusivamente manipular el posicionamiento. 

El algoritmo de Google quiere contenido que ayude a las personas a encontrar respuestas útiles a sus consultas y, como afirma la misma compañía en un post en su blog referido a la Core Update de marzo de 2024, “esperamos que la combinación de esta actualización y nuestros esfuerzos anteriores reduzcan colectivamente el contenido no original y de baja calidad en los resultados de búsqueda en un 40%”. Habrá que esperar aún varias semanas para que los cambios estén completamente implantados y confirmar si los resultados responden a las intenciones de Google. 

¿Cuáles son los principales cambios que nos encontramos en la Core Update de marzo de 2024?

Contenido de calidad, útil, y prácticas centradas en mejorar la experiencia del usuario. Estas son las claves para alcanzar una clasificación alta en los resultados de búsqueda. Pero, siendo un poco más específicos, ¿qué es lo que va a hacer Google para lograr este objetivo? Estos son los principales cambios que aparecen en la más reciente Core Update. 

Identificar los contenidos elaborados exclusivamente para el posicionamiento 

Hasta hace no mucho tiempo en Internet campaban a sus anchas los contenidos de baja calidad, que estaban exclusivamente creados para “seducir” a los motores de búsqueda y ofrecían una experiencia de usuario deficiente. El objetivo era alcanzar una buena clasificación en las búsquedas sin tener en cuenta la utilidad para el usuario de las entradas. Entre estas prácticas punibles con la nueva actualización está el saturar los posts de palabras clave, el conocido como keyword stuffing.

La actualización del algoritmo de Google pretende castigar el posicionamiento de los contenidos que no responden a lo que el usuario está buscando, que solo quieren estar visibles en los primeros lugares sin importar lo que cuentan ni cómo lo cuentan. Un buen posicionamiento depende, pues, de que el contenido dé soluciones de forma precisa a los planteamientos que hace el usuario, sea claro y tenga calidad

Penalización por publicación indiscriminada de contenido

Otra de las prácticas que intentan obtener una clasificación alta en buscadores sin tener en cuenta la calidad es la generación de contenidos de forma masiva. Es muy habitual que en estos casos los artículos sean repetitivos y de poco valor. La Google Core Update de marzo 2024 ambiciona que su relevancia en buscadores sea nula. 

En ese punto es donde se está produciendo un mayor uso abusivo de las herramientas de generación de contenidos de IA. ChatGPT y otras aplicaciones son capaces de crear en segundos nuevos textos, por lo que hoy es más sencillo que nunca llenar un sitio web de artículos irrelevantes con muy poco esfuerzo. Google se está poniendo las pilas para evitarlo. 

Adquisición de dominios caducados

En ocasiones, y para mejorar el ranking de búsqueda, se compran y reutilizan dominios caducados para aprovechar la autoridad que estos tenían anteriormente y posicionar contenidos que no tienen nada que ver con los que formaban parte del dominio adquirido. Este último, además, mantiene el historial de enlaces que tenía cuando estaba en uso lo que beneficia a su reputación. 

Esta práctica es considerada spam por Google, que ha actualizado su algoritmo para poder identificar los casos en que se produce. En este sentido, la compra de dominios caducados, además, supone en ciertos casos un peligro para la ciberseguridad, ya que algunos delincuentes utilizan esta práctica para introducir malware. 

Abuso de reputación de terceros

La actualización del algoritmo de Google también persigue esta actividad poco ética y realizada muchas veces de forma encubierta. El ejercicio consiste en que una página reconocida por Google como de calidad publique un contenido que ha sido generado por un tercero para publicitar un producto o tema determinado y cuya información no es útil y puede resultar engañosa para el usuario. 

¿Por qué se produce esta práctica? El tercero ofrece algún tipo de pago al dominio con buena reputación para que su contenido promocional esté bien posicionado en el motor de búsqueda. Se trata, pues, de una fórmula que traiciona la confianza del usuario, ya que no va a encontrar una respuesta a su consulta en Google, sino un contenido publicitario e irrelevante. 

google core actualización tras un mes

Tras un mes desde el cambio: ¿Qué empresas se han visto afectadas por esta actualización?

Después de un mes de esta actualización, las páginas web de diferentes empresas se siguen viendo afectadas por los cambios realizados por Google, y esto todavía no ha acabado. Algunas marcas vieron un crecimiento tras la actualización, pero no todos tuvieron tanta suerte. Algunas empresas y sectores experimentaron una caída en la visibilidad orgánica. 

Tras los análisis que hemos efectuado internamente en distintos sectores revisando webs a nivel técnico y contenido, podemos decir que las marcas que tenían una baja puntuación EEAT han visto sus datos mermados. También hemos detectado caídas en blogs donde se ha trabajado menos o nada el aspecto semántico de las keywords. Hemos visto cómo contenidos muy bien posiconados en el pasado a través de técnicas que en su momento funcionaban, como el uso de keywords sin demasiada variación, han sufrido las consecuencias de esta actualización. No saber adaptarse a los diferentes cambios que iba pidiendo Google a lo largo de estos años ha pasado factura y estamos convencidos de que ha dejado bastantes sorpresas en los informes de resultados de algunas marcas. Estaba claro que seguir escribiendo pensando en la keyword más que en la intención de búsqueda del usuario era un error, y esta actualización nos lo confirma. Seguiremos monitorizando sectores y marcas para ver su evolución, pero de momento no hemos visto en nuestros análisis ni hemos recibido ninguna noticia de marcas que hayan revertido la situación. Puede que sea muy pronto y puede que todavía tengamos que experimentar algún cambio más, estaremos atentos porque todavía se aprecian subidas y bajadas en rankings y en visibilidad orgánica; la inestabilidad de los datos sigue muy presente. 

En Súmate analizamos en profundidad todas las Core Update y revisamos los sectores de nuestros clientes para conocer también cómo impactan en la competencia. A día de hoy conocemos cuáles son las mejores prácticas para optimizar tus contenidos y mejorar su posicionamiento siguiendo las directrices de Google. ¿Quieres evitar que las actualizaciones de su algoritmo penalicen a tu página web? ¿Has sufrido una bajada de visibilidad y quieres que te ayudemos en la estrategia de recuperación? Ponte en contacto con nosotros para lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por Ana Rodilla

Tu privacidad es importante para nosotros. Súmate utiliza la información que proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido, productos y servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en HubSpot, consulta nuestra Política de Privacidad.