SEO

5 factores clave en experiencia de usuario y accesibilidad web para conseguir más ventas

Como ya sabemos, el diseño web es mucho más que la simple estética de la página. Es un aspecto fundamental para que la web funcione correctamente, atraiga clientes y consiga más ventas. Además de ser atractiva visualmente, es importante que sea fácil de navegar y que su funcionalidad y secciones estén enfocadas en que la experiencia del usuario sea gratificante para que conozca el negocio. Después de todo, cuánto más tiempo pasen los usuarios en tu sitio, más conocerán sobre tu empresa y mayores serán las posibilidades de venta.

Como las tendencias web cambian constantemente a medida que progresa la tecnología y evolucionan las plataformas, también se modifican los factores que definen una buena accesibilidad del sitio y experiencia de usuario. 

A continuación repasamos algunas claves fundamentales para que estos aspectos estén cubiertos y la web sea una verdadera herramienta de ventas, de reconocimiento de marca y de generación de leads. 

Velocidad y estabilidad de la web

Uno de los aspectos que más afectan en la experiencia de usuario es el tiempo de carga de la página, por algo este uno de los puntos a los que Google le lleva dando importancia desde hace tiempo. La estabilidad y carga de la web de hecho serán factores de posicionamiento este año, ¿no lo sabías? te lo hemos contado en este post sobre las Core Web Vitals

Se dice que el usuario medio espera unos 3 segundos antes de abandonar una web, así que ten este dato en mente para mejorarlo. Es importante que se vigile la velocidad y la estabilidad de la web tanto en ordenador como en dispositivos móviles, para hacerlo, visita el post que mencionamos donde dejamos referencias muy concretas para mejorar en global.

Simplicidad y navegabilidad del sitio 

Como decíamos al comienzo, más allá de la apariencia del sitio, un factor importante es la simplicidad. Debe ser fácil de navegar, poder realizar acciones, acceder a secciones o encontrar información específica. Cuanto más sencilla y directa sea la web, mejor será navegar. 

Piensa siempre en el usuario que accede por primera vez a la página: ¿Encontrará rápidamente lo que está buscando o corre riesgo de perderse dentro de los apartados y subapartados que hay? Hacerte esta pregunta será clave para evaluar la navegación. Otra manera puede ser contabilizar la cantidad de clics que debe hacer el visitante para llegar a lo que está buscando. Si le lleva más de tres clics, tal vez esa sección está demasiado oculta ¡Y es probable que el usuario abandone!

La jerarquía web propone organizar los elementos del sitio de manera que los usuarios encuentren rápidamente lo que buscan. Será fundamental que puedan acceder con facilidad a una sección de productos y servicios, pero también que encuentren la información básica de la oferta y el factor diferenciador de la marca allí.

Además, debes analizar si hay elementos de diseño que sean innecesarios o que no tengan un objetivo funcional claro. Estos pueden ser headers, sliders o footers que no tengan información, links que no van a ningún sitio o múltiples menús que repiten una misma función. 

Otros aspectos que puedes tener en cuenta son: 

  • Tener siempre a la vista el menú de navegación principal. Será muy conveniente, además, que esté en la parte superior de la página. 
  • Añadir un recuadro de búsqueda para que las personas puedan encontrar fácilmente lo que necesitan por medio de palabras claves.
  • Agregar opciones de navegación en el pie de la página. Ayudarán a que el usuario no deba subir nuevamente hasta arriba para continuar su ruta. 
  • Ofrecer un recuadro de contacto a mano para que los visitantes puedan enviarte un mensaje, solicitar más información o entrar en contacto con un asesor de ventas, por ejemplo.

Diseño gráfico y criterio general

En principio es importante aclarar que el diseño no es lo mismo que la apariencia. Un sitio web puede tener una apariencia poco destacable, pero aún así contar con un buen diseño gráfico y navegabilidad que lo haga eficiente. Ahora, si cuenta con los tres aspectos: diseño, navegabilidad y apariencia, ¡Será todo un éxito! 

A su vez, es importante prestarle atención también al estilo general de las páginas. Es muy importante que haya un criterio uniforme en los fondos que se utilizan, los esquemas de colores y el estilo narrativo de todas las secciones. La consistencia en este aspecto será un plus en la usabilidad y la experiencia del usuario. 

Con respecto a estos dos puntos, algunas recomendaciones: 

  • Utiliza fuentes de letras legibles. Nada de cursivas o excesivas negritas. Se suele recomendar usar hasta tres tipos de fuentes diferentes y un máximo de tres tamaños distintos. Sugerimos que busques tipografías que tengan familias de fuentes para generar armonía entre una y otra y que sigan una línea de concordancia. 
  • Establece una gama de colores y manténte en ella. Puedes utilizar aquellos que se vinculen con la identidad gráfica de tu logo o los colores complementarios a esos. Eso sí, trata de que no sean más de cinco. 
  • Incorpora imágenes, gráficos y vídeos siempre que sean necesarios. Las fotografías pueden ser muy útiles para mostrar la empresa y sus instalaciones, como también para destacar a los miembros de tu equipo. Los gráficos y vídeos, por su parte, son grandes aliados para explicar procesos, casos de éxito o presentaciones breves de producto. 

Accesibilidad 

La accesibilidad, como bien sabemos, garantiza una experiencia de calidad en las distintas plataformas. Incluso, como hemos analizado anteriormente, es un factor que contribuye a mejorar el SEO. Hoy en día una web debe ser compatible con todos los navegadores y lo que es fundamental: debe verse a la perfección desde todos los dispositivos móviles, independientemente del tamaño de la pantalla o el sistema operativo. 

Por lo tanto, es fundamental que el sitio web sea responsive (o también llamado ‘diseño adaptable’). Esto significa que el contenido se redimensiona y reorganiza automáticamente para ajustarse a las características del dispositivo del visitante. 

La accesibilidad puede mejorar, además, con pequeñas acciones. Como por ejemplo, añadir un texto alternativo a las imágenes. Así los visitantes que por algún motivo no puedan verlas, comprenderán de qué se tratan.

Existen Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web (WCAG). Estas son desarrolladas por la iniciativa de Accesibilidad en la Web y el Consorcio de la World Wide Web y pueden ser muy útiles para verificar aspectos de las webs. Estas deben ser: 

  • Percibibles: Los visitantes son conscientes del contenido que hay en tu sitio.
  • Operables: La funcionalidad del sitio web debe ser posible de diferentes maneras, navegadores y dispositivos.
  • Comprensibles: Todo el contenido puede ser fácilmente comprendido.
  • Robustas: Tu sitio web es utilizable a través de diferentes tecnologías de asistencia, dispositivos y navegadores.

Credibilidad

Al diseñar y publicar una web es importante que tengamos presentes las siglas EAT que tanto hemos oído, sobre todo si la web trata sobre finanzas, medicina, temas legales, etc. En estos casos, informarse sobre Google EAT y seguir las recomendaciones es prácticamente obligatorio para las empresas.

En general, lo que buscamos es que la web transmita los valores del negocio y que sea un espacio de alta credibilidad para que los usuarios acaben convirtiéndose en clientes. Existen algunas acciones que se pueden desarrollar dentro del sitio que ayudan a lograr esa credibilidad: 

  • Incluye precios, siempre y cuando tus productos y servicios puedan ser fácilmente cuantificables. Mostrar los valores de tu oferta, harán sentir al visitante que es un sitio seguro porque la información es clara y transparente. De esta forma la empresa se verá legítima y fiable.
  • Cuenta directamente qué es lo que ofreces: lo destacamos con anterioridad con respecto a facilitarle al visitante tu propuesta para que no se pierda en secciones. Ahora volvemos a insistir en este punto pero enfocado a la credibilidad, ya que presentar tu propuesta de forma directa y transparente dará confianza al usuario.
  • Muestra los datos de la empresa de manera clara: teléfono, dirección, formas de contacto, política de privacidad, tratamiento de datos, etc. Puedes hacerlo en el footer o a través de URL concretas.
  • Menciona y muestra a tu equipo de profesionales: ver caras y nombres reales, contribuirá a que los usuarios conozcan a las personas detrás de la empresa, demostrando transparencia y solidez. 

¡Es momento de ir a tu web y repasar si cumple con todos estos factores clave! Sigue conociendo más datos y tendencias de marketing online en Súmate, seguiremos compartiendo información valiosa para que puedas mejorar tu visibilidad y, por lo tanto, tu negocio.

FacebookWhatsAppTwitterShare

Si te ha gustado este post...

SEO

Datos estructurados de Google: mejora la apariencia de tus resultados SEO

47
Escrito por Ana Rodilla
Usar datos estructurados enriquece la apariencia de tu resultado en Google, hace crecer tu CTR y, por tanto, mejora tu posicionamiento web. Google lleva varias semanas incorporando estos datos de forma automática para algunos resultados cuando lo considera relevante, pero lo aconsejable es que tú mismo intervengas en tu sitio web y selecciones aquella información que quieres mostrar como complemento.Usar datos estructurados enriquece la apariencia de tu resultado en Google, hace crecer tu CTR y, por tanto, mejora tu posicionamiento web. Google lleva varias semanas incorporando estos datos de forma automática para algunos resultados cuando lo considera relevante, pero lo aconsejable es que tú mismo intervengas en tu sitio web y selecciones aquella información que quieres mostrar como complemento.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Selecciona una categoría

X