SEO

Google EAT: todas las preguntas que alguna vez te hiciste

Actualmente, muchos de nosotros ya estamos familiarizados con el término EAT a la hora de planificar una estrategia SEO, estas siglas en inglés que significan EAT experiencia (expertise), autoridad (authoritativeness) y confiabilidad (trustworthiness) hacen referencia a un factor de medición de la calidad de una página que todavía genera dudas.

¿El Google EAT afecta realmente al posicionamiento SEO?. ¿Hay alguna manera de saber el “porcentaje de EAT” que tiene una web?. ¿Existe una fórmula mágica para mejorarlo?. Estas son algunas de las preguntas que a pesar de los años siguen en el aire y que trataremos a continuación.

Empecemos por el principio, ¿Cuándo nace Google EAT?

Realmente este concepto no es nuevo aunque lleve un par de años sonando fuerte entre la comunidad SEO. En 2014 ya se hablaba de este término en los manuales de calidad de Google, pero no fue hasta agosto de 2018, con el Medic Update, cuando se popularizó.

Esta actualización del algoritmo perseguía las llamadas páginas YMYL (your money or your life), dicho de otra forma, webs de dudosa credibilidad que podían afectar negativamente a la economía, salud o felicidad de los usuarios. Este tipo de páginas que se caracterizan por buscar tráfico SEO publicando contenido sin contrastar, de dudosa validez y fomentando la desinformación, recibieron un duro golpe. Los sectores más afectados fueron inversiones, seguridad, legal, finanzas, dietética y salud

Viendo quién sufrió el Medic Update y la importancia que le da Google a la información de calidad y de confianza, se entienden mejor las siglas de EAT (Expertise, Authoritativeness and Trustworthiness) y por qué siguen vigentes en las estrategias SEO actuales, de hecho, es un término común que sigue apareciendo en los documentos de Google sobre guidelines para evaluadores de calidad de búsqueda. Por cierto, el documento se ha actualizado ayer, 14 de octubre.

El término E-A-T aparece 137 veces en el documento de guidelines actualizado. Podemos hacernos una idea de la importancia que le da Google a este concepto.

¿A qué hacen referencia las siglas EAT?

Como hemos visto antes, estas siglas hacen referencia a 3 términos concretos que determinan el valor de un sitio web y que pueden resultar confusos por los parecidos entre sí. Vamos a ver cada uno para aclarar dudas.

Expertise – Experiencia

Hace referencia a tener conocimiento sobre el tema tratado tanto en la web en sí como por el autor que redacta el contenido. Para el factor de experiencia de la calidad, no es lo mismo que publique un contenido sobre una dieta un médico con estudios y publicaciones que un influencer con muchos seguidores, aunque posiblemente el contenido del último tenga más alcance mediático.

Authoritativeness – Autoridad

Para Google, que la persona que redacte el contenido sea experta en la materia es algo muy positivo en la calidad de esa publiacación, pero esto se incrementa si dentro del sector hay otras personas expertas o influyentes que mencionan al autor, a la web o al contenido. Este reconocimiento ya sea mediante enlaces o reacciones en redes sociales, impulsa la calidad. Lo que nos dice Google en sus directrices es que no solo se mide la autoridad del sitio web para incrementar el índice de calidad, también de la persona que escribe y del contenido en sí mismo.

Trustworthiness – Confianza

De nuevo, el valor de la confianza engloba el contenido, la persona que redacta y la web. Recibir malos comentarios o valoraciones hará que el nivel de confianza se vea mermado. Por otro lado, ser transparentes con el usuario incentiva la mejora de la confianza: tener una página de contacto accesible, que el dominio sea HTTPS, que la información de la empresa y del redactor esté accesible o contar una política de pago segura, son algunas de las acciones que pueden impulsar la calidad.

¿Mejorar el EAT me hará ganar posiciones?

Aquí llega la controversia. Sí y no.

El Google EAT en sí mismo no hará que las páginas crezcan en rankings ya que no es un factor de posicionamiento que un algoritmo pueda entender y ponderar como puede ser la velocidad de carga o el número de backlinks, pero por otro lado, incrementar la autoridad de una página puede hacer que esta se vea afectada positivamente por las evaluaciones EAT y los cambios en el algoritmo.

Por lo tanto, no debemos entender el EAT como una puntuación que Google da a una página para valorar la calidad y posicionar en base a ella, no hay algoritmos buscando el EAT en las páginas, es importante que entendamos esto como un concepto a perseguir de acuerdo a las recomendaciones aportadas por Google, sobre todo en nichos afectados por el Medic Update donde una falta de EAT puede ser perjudicial.

¿Cómo se evalúa el EAT?

Al pensar en cómo Google evalúa una web es inevitable pensar en arañas y algoritmos, así es como lo aprendimos hace años, dos componentes digitales que hacen que las webs suban o bajen en rankings. Pero no es todo tan simple. Además de las señales o métricas que puedan detectar los algoritmos, para que las evaluaciones de las webs sean cada vez mejores, Google cuenta con un equipo humano de más de 10.000 trabajadores alrededor del mundo llamados: evaluadores de calidad, ellos se encargan de ir mejorando los algoritmos para que el usuario reciba mejores resultados para su búsqueda.

El equipo de evaluadores de calidad de Google se encargan de realizar búsquedas reales y comprobar, de acuerdo a unas directrices, la calidad que tienen las primeras páginas del buscador. La valoración que hagan de la página no afecta directamente a ese sitio web pero sí añade un valor más para refinar el algoritmo.

¿Quién debe preocuparse por el EAT?

Hoy en día, tener en cuenta el EAT en una estrategia SEO es positivo para cualquier tipo de web. La experiencia sobre un tema en concreto, la autoridad dentro del sector y la confianza que se genera en torno a una marca son clave para conseguir conversiones. Sin entrar a valorar un incremento en rankings, cualquier usuario se decidirá antes por comprar en una página que muestra rigor en sus publicaciones, que venga recomendada por personas del sector en las que confía y tenga correctamente implementada la información para una compra segura.

Aunque todas las webs tengan que tener en cuenta el EAT, los nichos afectados por el Medic Update deben poner especial atención. Las páginas sobre temas legales, finanzas y salud, deberán esforzarse el doble para no ser consideradas como páginas YMYL.

¿Qué puedo hacer para incrementar la calidad de una página?

Aunque son muchas las acciones que se pueden mejorar en torno al concepto EAT, vamos a mencionar algunas básicas:

  • Contenido de calidad: es lo primero que debemos mencionar porque sin un contenido riguroso, contrastado, útil y de calidad, una estrategia EAT es imposible. Prioriza estrategias de curación de contenido para que todo lo que se comparta tenga calidad y añade siempre el autor del contenido en cada entrada.
  • Reputación y marca personal: mejorar la reputación de la marca es vital para que los usuarios recuerden e interactúen, generando así un clima de confianza muy beneficioso para el EAT. Así mismo, que los autores de contenidos tengan una marca personal reconocida en el sector repercutirá positivamente.
  • Un sitio web de confianza: el usuario necesita saber que está en una web segura. El HTTPS ya es algo que desde hace tiempo se da por hecho, ahora es necesario ir un paso más allá y mostrar de una manera accesible los datos de la empresa, la información de contacto, política de cookies, política de privacidad y métodos de pago y devolución, entre otros.
  • El usuario es lo primero: además de las mejoras en la propia web o alrededores, cuidar al usuario y mantener su fidelidad es clave.
  • Consigue menciones positivas: enlaces, menciones sociales, valoraciones en webs de terceros o comentarios en Google MyBusiness. Conseguir que usuarios del sector te señalen como fuente de calidad hará que Google te tenga más en cuenta. Interactúa con las menciones y crea una comunidad online en torno a la marca.
    Gary Illyes, “Chief of Sunshine and Happiness & trends analyst” en Google Suiza mencionó que el EAT se basa en gran medida en enlaces. Aunque es importante tener enlaces, prioriza calidad antes que cantidad.
  • Mantén la web actualizada: sobre todo si tu página trata temas YMYL, tener una frecuencia alta de actualización es muy recomendable. Eso sí, recuerda que el contenido debe ser profesional, contrastado y de calidad.
  • Muestra quién está detrás de la información: sin llegar a presumir de logros y acreditaciones, es importante mostrar que detrás de la web y el contenido hay un equipo experto en la materia. Es importante mantener actualizada la página de “quiénes somos” y las propias de los autores.
  • Usa el marcado de datos estructurados: el marcado de datos estructurados ayuda a Google a entender algunos datos de la página y evaluar así el EAT. Algunos marcados que se pueden usar: person schema, organization, author, review, website.
  • Crea una página en Wikipedia o Google MyBusiness: el el documento de guidelines que se entrega a los evaluadores, muestra que Wikipedia se considera un punto de partida a tener en cuenta a la hora de evaluar la reputación (punto 5.2 del documento). Así mismo, una página de Google MyBusiness muestra una localización concreta de la empresa, incrementando la confianza de la misma.

Asegúrate de que tu contenido esté a la altura de lo que esperan tus usuarios, recuerda siempre el propósito de la web y ten presente una de las frases que Google menciona en sus guidelines: “Websites and pages should be created to help users”.

¿Vas a incluir el Google EAT en tu estrategia SEO? Si necesitas ayuda con ello en Súmate contamos con un equipo experto que puede asesorarte en este y otros temas para el crecimiento de tu web.

Solicita una consulta gratis con un especialista
FacebookWhatsAppTwitterShare

Si te ha gustado este post...

Marketing de Contenidos SEO

Metadescripciones efectivas: úsalas para aumentar tu CTR

29
Escrito por Gema Diego
Afinar las metadescripciones de las páginas de tu sitio web es clave para aumentar el CTR de tus resultados de búsqueda. Para ello, es necesario tener en cuenta una serie de requisitos formales y de redacción y ser consciente de que, aunque este elemento no influye directamente en tu posicionamiento SEO, optimizarlo beneficiará considerablemente a tu visibilidad en Internet. Te contamos cómo hacerlo.
SEO

Cinco consejos básicos para optimizar el contenido

56
Escrito por Juan Pina
Al escribir el contenido de una página, tanto si se trata de un post en el blog de la empresa como de la información sobre un producto en el catálogo de tu ecommerce, debes tener en cuenta la difusión, y para ello es fundamental optimizar el contenido.
Marketing de Contenidos Máster en Marketing Digital SEO

Wikipedia: ¿cómo beneficia al SEO?

57
Escrito por Teresa Oter
Sabemos que existen muchas técnicas para mejorar nuestro posicionamiento orgánico, pero en este post nos centraremos en cómo utilizar Wikipedia para conseguir esta mejora de nuestro posicionamiento. ¿Quieres averiguarlo? ¡Sigue leyendo!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Selecciona una categoría

X