Actualidad Digital

Transformación digital: 2020 fue clave, 2021 será decisivo

El 2020 nos ha hecho cambiar como sociedad en lo personal pero también en lo profesional. Los hábitos de consumo de los usuarios se han visto encaminados hacia lo digital y parece que esta tendencia no tendrá un retorno después de la vacuna.

El término “transformación digital” es conocido por todos desde hace años. Dar el salto del negocio tradicional al actual, con su parte online, era la asignatura pendiente de muchas empresas que lo tenían en mente pero no acababan de decidirse. Este año no ha dado margen para las dudas.

Transformación digital ON y OFF

No solo el sector más tradicional ha tenido que dar un salto a las nuevas tecnologías, muchas empresas, que aparentemente estaban digitalizadas porque ya vendían online, han tenido que hacer una transformación digital igualmente, pero esta de puertas para adentro.

Los negocios que todavía no tenían web de venta o consulta han dado un paso al frente lanzándose a ello para poder dar servicio y conseguir nuevos clientes. Un claro ejemplo es el sector B2B, uno de los sectores que más cambio digital ha experimentado. La competencia se pone las pilas, el mundo cambia y es el momento del “mejor ahora que luego”. La transformación digital en estos casos ha sido más fuerte en la parte online, al tener presencia en la red y poder apostar por una vía comercial hasta ahora ajena.

Pero como comentábamos, en 2020 hemos vivido también transformaciones digitales offline. Cambios digitales que han ocurrido en la propia empresa. El teletrabajo ha ayudado a tener oficinas deslocalizadas para muchas compañías durante varios meses, lo que de manera indirecta ha repercutido en una inversión digital no esperada y en la creación de unos procesos internos nuevos, los cuales pueden funcionar en algunos puestos de ahora en adelante. Tras estas prácticas casi obligadas de trabajo remoto es normal que haya empresas que se planteen cerrar oficinas físicas y apostar por un modelo de trabajo online o mixto, no abundan, pero se nota menor reticencia a este modelo de trabajo..

Sin ir más lejos, en Súmate siempre hemos trabajado de manera mixta combinando teletrabajo con asistencia presencial. El hecho de estar habituados a un trabajo en remoto ha ayudado a que la adaptación a la nueva situación haya sido muy fácil. 

Dentro de la transformación digital offline podemos también englobar los cambios de mentalidad de muchos directivos que hasta este año no creían en el online. La pandemia del Covid-19 ha puesto sobre la mesa la importancia de aprovechar todos los canales en el mundo globalizado e hiperconectado que tenemos. Si no lo haces, te quedas fuera.

No dejes pasar más tiempo en dar el salto digital, el 2021 es el año.

El proceso que ya comenzó en 2020 se afianza todavía más en 2021. Muchos procesos de cambio han empezado este año y no se completarán hasta tiempo después. También, muchas empresas, viendo lo acontecido meses atrás, tomarán la decisión de incluir la transformación dentro de los presupuestos 2021.

El 2021 seguirá siendo un año de cambios y adaptación, pero sobre todo en vías digitales. Los propios gobiernos también ponen el foco en la digitalización del tejido empresarial para los presupuesto internos, en España, se destinarán un total de 4.200 millones de euros a programas de innovación tecnológica y desarrollo de la Sociedad de la Información, lo que ayudará a acelerar este proceso. 

La digitalización es un proceso en el tiempo, no un proyecto con fecha final

La transformación digital de una empresa no es algo que se consiga de un día para otro, no es sacar una web y ya, es un proceso que lleva sus tiempos y su planificación. Antes de lanzarte a un cambio a este nivel es importante analizar el punto de partida y contemplar el proceso que hay por delante, de esta forma se podrán plantear objetivos realistas.

El lanzamiento de una nueva web implica desarrollo, mantenimiento, planificación de la logística y del crecimiento de pedidos de manera sostenible. También, tanto si la transformación es on como off, la seguridad de los datos (propios y ajenos) es un punto clave. Abrirse a la red hace que los datos estén más expuestos a vulnerabilidades.

Aparecer en redes sociales es un arma de doble filo para las empresas, por un lado son una ventana de comunicación para llegar a posibles clientes, pero también son un canal donde los usuarios pueden volcar sus comentarios negativos hasta acabar con la reputación online de cualquier marca.

Por todo esto, toca pensar ya de cara al año que viene, cambiar mentalidades y planificar mucho de manera interna. Con las ideas claras y los tiempos marcados, el resultado será un éxito. 

Un buen consejo de Tristan Elósegui: “trabaja desde dentro hacia afuera y en paralelo”. El cambio digital empieza por las personas, tiene muy presentes los productos y servicios, retoca algunos procesos internos, implica a todos los canales y se consolida con una estrategia global.

fases-de-la-transformación-digital-Tristan-Elosegui

En 2020 muchos usuarios han perdido el miedo a la compra por internet, muchas empresas han encontrado en la red un aliado, y otras han descubierto que el teletrabajo es una opción real donde la productividad continúa. Toca lanzarse y apostar ya por un 2021 más digital. Si estás en ese momento y no sabes por dónde empezar, en Súmate podemos ayudarte con la estrategia web.

FacebookWhatsAppTwitterShare

Si te ha gustado este post...

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Selecciona una categoría

X