Blog de Marketing Online

‘Growth hacking’: ¿vende humo o es realmente efectivo?

¿Has oído hablar del growth hacking? Se trata de un concepto acuñado hace cinco años que está muy de moda en los entornos marketeros anglosajones y que, precisamente por esto, está comenzando a extenderse en España. Y, ¿qué has pensado cuándo has escuchado mencionar estas palabras por primera vez?

  1. Que a la hora de incorporar términos ingleses al marketing online estamos comenzando a cruzar la delgada línea que separa la precisión de la pedantería.
  2. Que ya tenemos aquí al último filón del que pueden sacar provecho los vendehúmos, después del precedente de especialidades profesionales tan dignas, pero tan excesivamente explotadas en los últimos años, como el community management o el coaching.
  3. O quizás que ha llegado la panacea con la que vamos a resolver todos los males que aquejan a una startup.

Lo cierto es que, como casi todo en la vida, la virtud está en el término medio: ni con el growth hacking se ha descubierto la pólvora, ni tampoco hay que despreciarlo por completo como método para impulsar el avance de un negocio en Internet. Veamos más concretamente qué es y qué nos puede aportar el growth hacking.

 

¿En qué consiste el ‘growth hacking’?

El término como tal fue acuñado por Sean Ellis en este post de su blog Startup Marketing, en el que define al growth hacker como un especialista que tiene por único objetivo el crecimiento de su empresa, y para ello utiliza estrategias creativas de marketing online y optimiza sus pasos mediante la analítica web.

Si consultamos la opinión de un experto en startups como Javier Megías, deducimos que lo que nos interesa de esta tendencia es cómo cultivar la relación entre tres áreas de un negocio (producto, marketing y analítica) para lograr que una compañía naciente se desarrolle rápido a coste muy bajo.

 

¿Cómo funciona un proceso de ‘growth hacking’?

Siguiendo las sugerencias de esta guía de Quicksprout, el método que siguen los growth hackers que triunfan se compone de seis pasos:

  1. Definir los objetivos que se quieren alcanzar.growth hacker
  2. Decidir qué métricas utilizar para medir el nivel de cumplimiento de estos objetivos y activar y preparar las herramientas de analítica necesarias para registrar la evolución del negocio.
  3. Potenciar los puntos fuertes y utilizarlos para impulsar a la empresa en su camino.
  4. Llevar a cabo los experimentos diseñados.
  5. Optimizar los experimentos para obtener cada vez mejores resultados.
  6. Repetir este proceso con diferentes objetivos, métricas y acciones.

Todo esto con el fin de conseguir que el público objetivo avance en el interior de un embudo de conversión en el que pasaría por los estadios de:

  • Visitante: atrayendo al internauta hasta el sitio web de la marca por medio de estrategias de SEO, SEM, Social Media, publicidad en redes sociales, etc.
  • Miembro: consiguiendo que el individuo lleve a cabo una acción en el sitio web por medio de la mejora del producto, el cuidado de la usabilidad del portal o el lanzamiento de ofertas y promociones.
  • Usuario: convirtiendo a este miembro en un usuario regular del producto, facilitándole unas prestaciones y un servicio que pueda considerar los mejores del mercado.

Como vemos, el soporte teórico del growth hacking resulta interesante para aplicarlo como sistema de organización interna que nos ayude a unificar esfuerzos y poner el foco en el crecimiento a la hora de implementar nuestras estrategias de marketing y medir nuestros avances. No obstante, no debemos perder de vista el hecho de que las acciones verdaderamente efectivas suelen requerir tiempo, tanto para su planificación como para su desarrollo, por lo que obsesionarse con la rapidez en la consecución de objetivos como único valor tampoco es buena idea.

Gema Diego

Periodista, licenciada por la Universidad Pontificia de Salamanca y con más de diez años de experiencia en el sector. Es redactora y editora de contenido y responsable Inbound Marketing en Súmate.

LinkedIn Google+ 

  • 29 jul, 2015
  • Publicado por Gema Diego
  • 1 Tags
  • 1 Comentarios

TAGS

Categorías Marketing Online

Comentarios

Al fin y al cabo el Growth Hacker es una figura que ya está en nuestras oficinas y que ya ha demostrado lo que es capaz de hacer. Ya son muchos los casos de éxito que podemos contar, y cada día son más. Una disciplina muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>