Blog de Marketing Online

Cuándo y por qué usar rel=”nofollow” en tus enlaces

Asignar el atributo rel=”nofollow” a un enlace colocado en nuestro sitio web nos sirve para indicarle a Google que no debe seguir ese link y, por tanto, que no debe transmitirle el PageRank -nuestro empujoncito de popularidad- a la hora de determinar el posicionamiento dentro de los resultados de búsqueda de la página enlazada.

La etiqueta rel=”nofollow” no tendría, a priori, ningún sentido si todos fuéramos hermanitas de la Caridad en Internet, puesto que la inserción de enlaces debería llevarse a cabo de forma totalmente orgánica y gratuita, en base a valores de utilidad y generosidad. Pero la generalización de las prácticas espurias de link building a finales de la pasada década llevó a Google a implementar esta herramienta para evitar que enlazar a páginas de dudosa calidad, o a otros contenidos previo pago, terminase penalizando el posicionamiento de un sitio web.

A día de hoy, es recomendable insertar el atributo rel=”nofollow” en determinados enlaces, de acuerdo con las directrices que nos propone Google.

 

¿Cuándo utilizar rel=”nofollow” en tus enlaces externos?

Siguiendo los consejos tanto de Google como de los expertos SEO, deberíamos implementar el atributo rel=”nofollow” en los siguientes casos:

  • Enlaces a contenido en el que no confiamos, por ejemplo, links ubicados en los comentarios que nos dejan terceros en nuestro sitio web.
  • Enlaces de pago, es decir, links de un tercero que insertamos después de haber negociado con él una compensación económica. Esto quiere decir que, si nos seguimos empeñando en hacer link building, al menos deberíamos tomar la precaución de etiquetarlo como “nofollow” para evitar que el mazazo de Google Penguin caiga sobre nuestras páginas.
  • Links a sitios que tratan temas muy diferentes a los nuestros. Sobre todo porque, si no indicamos a Google que no debe seguir estos enlaces, podría parecer que los hemos introducido de manera forzada (de nuevo, vía link building).
  • Enlaces a páginas de marca incluidos en reseñas de producto. Google recomienda a los blogueros que, si una marca les facilita muestras de prueba gratuitamente a cambio de una mención en su blog, añadan el enlace correspondiente con el atributo rel=”nofollow”. El motivo es que, aun enmascarada, se trataría de una táctica de link building: no hay una compraventa como tal, pero sí una contraprestación. El enlace no existiría si al bloguero no le hubiese llegado el regalo de la firma comercial.

 

Rel=”nofollow” en tu enlazado interno

Mano exprimiendo una limaCuando se trata de implementar links rel=”nofollow” dentro de la estructura de enlazado interno de tu sitio web, la cuestión se complica ligeramente. Nuestro compañero Antonio Salinero, miembro del Departamento SEO de Súmate, apunta que el objetivo de cualquier estructura de enlazado interno debe ser “sacar el máximo partido al link juice y repartirlo jerarquizadamente, posibilitando que este se distribuya correctamente entre las páginas más importantes”. Y, curiosamente, asignar el atributo “nofollow” a parte de nuestros enlaces hace que desperdiciemos link juice. ¿Por qué? Antonio nos lo explica con un ejemplo:

Imaginemos una página que cuenta con 10 enlaces. Hace años, si marcabas cinco de ellos como “nofollow”, los cinco enlaces restantes se repartían el PageRank total de la página. Pero en 2008 esto cambió y, a partir de ese momento, los enlaces normales dejaron de repartirse el PageRank de los enlaces “nofollow”, quedándose solo con el que les correspondiera proporcionalmente dentro de la página. De este modo, en nuestro ejemplo, la mitad del link juice de la página se perdería, y la otra mitad se distribuiría entre los cinco enlaces normales.

Por este motivo, en situaciones de superpoblación de enlaces internos dentro de nuestro sitio web, Antonio es partidario de eliminar algunos o reorganizar la estructura de links antes que optar por marcarlos como “nofollow”.

 

Beneficios de los enlaces “nofollow”

Después de todas estas argumentaciones, podemos pensar que obtener enlaces entrantes etiquetados como “nofollow” resulta decepcionante para nuestro sitio web. Pero Pratik Dholakiya rompe una lanza en favor los inbound links “nofollow” en Search Engine Land, destacando ventajas como que:

  • Son una fuente de tráfico referido, ya que derivan visitantes hacia nuestro sitio web.
  • Ejercen un efecto llamada sobre otros enlaces, puesto que si alguien llega hasta nuestros contenidos a través de un enlace, aun siendo este “nofollow”, y le gusta lo que encuentra, puede acabar regalándonos un valioso link espontáneo dentro de su portal.
  • No dejan de constituir una recomendación y de ayudarnos a construir nuestra reputación como referentes dentro de un sector.

New Call-to-action

Gema Diego

Periodista, licenciada por la Universidad Pontificia de Salamanca y con más de diez años de experiencia en el sector. Es redactora y editora de contenido y responsable Inbound Marketing en Súmate.

LinkedIn Google+ 

  • 26 oct, 2016
  • Publicado por Gema Diego
  • 4 Tags
  • 0 Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>