Las metadescripciones son etiquetas que nos sirven para describir, en pocas palabras, el contenido de una página web. Normalmente se hace referencia a ellas como un elemento de SEO on-page que se debe optimizar para convencer a los motores de búsqueda de que muestren nuestros resultados, junto a otras etiquetas como el título y las H1, H2, etc. Sin embargo, y a diferencia de estas últimas, las metadescripciones no influyen directamente en nuestro posicionamiento, es decir, no es un factor que por sí mismo nos haga escalar puestos en el ranking de búsqueda.

Pero, ¡ojo! No por esto debemos pensar que la metadescripción es una minucia sin importancia que podemos permitirnos descuidar. La realidad es que esta descripción incide en dos cuestiones clave:

  • Aparece en la visualización de un resultado de búsqueda, por lo que tiene la capacidad de influir en la atracción o el rechazo del usuario hacia nuestro contenido y, por tanto, empujarle o no a que haga clic en él. Como consecuencia, esto afecta al CTR (click through rate), factor que, este sí, muestra una fuerte correlación con la mejora del posicionamiento orgánico.Ejemplo de metadescripción de GoogleMetadescripciones efectivas: ejemplo Google
  • Se muestra también cuando el enlace de la página web es compartido en redes sociales como, por ejemplo, Facebook. Por ello, al igual que en el caso anterior, se hace necesario utilizarla para proporcionar al internauta el mensaje adecuado, las palabras mágicas que lo persuadirán para pinchar y visitar nuestro sitio web.
Metadescripciones efectivas: ejemplo facebook

En el código fuente de las páginas, las metadescripciones se insertan con este aspecto:

<meta name=”description” content=”Descubre cómo medir correctamente tus acciones de marketing con influencers.”/>

Claves para crear metadescripciones ‘casi’ perfectas

Ahora que ya sabes por qué quieres tener las mejores metadescripciones posibles, solo debes tener en cuenta unos pocos consejos a la hora de elaborarlas:

  1. Extensión: tomando como base los parámetros de Google, una buena metadescripción no deberá superar nunca los 156 caracteres (incluyendo espacios). Si es más larga, Google la mostrará cortada, omitirá partes imagen medir metadescricpiones o hará caso omiso de ella, cogiendo los 156 caracteres de cualquier otro lugar de la página que considere relevante. Muchos expertos aconsejan ser, incluso, más breves, y limitarnos a 139 caracteres por si Google decide asociar la fecha al comienzo o final del texto, dentro del espacio disponible.
  2. Palabras clave: antes de redactarla, hay que pensar en las keywords del contenido al que va a apuntar la metadescripción y decidir cuáles son las principales para introducirlas en el texto.
  3. Tono: la metadescripción es un mensaje que va dirigido a personas, no a máquinas. Por tanto, debe formularse en un lenguaje natural e inteligible, no en formato esquemático o con palabras inconexas como si fuera un telegrama. Además, debe conjugar intenciones descriptivas y persuasivas: decirle al usuario qué encontrará si hace clic y convencerle de que esto le va a interesar.

Una herramienta muy útil para inferir cómo verá el internauta el resultado de búsqueda con la metadescripción que hemos redactado es el simulador de snippets de Seomofo, cuyo uso ayudará a cuidar tanto la extensión como los aspectos estéticos.

Errores que no cometer a la hora de redactar una metadescripción

Además de aplicar esta sencilla receta, hemos de mantener alerta nuestro sentido común y no caer en dos errores muy básicos:

  • Repetir el título en la metadescripción. El título y la metadescripción son etiquetas con funciones y imagen errores prohibidos en la metadescripción extensiones aconsejadas muy diferentes, y a ambas hay que prestarles la atención que se merecen. Además, sería poco inteligente desperdiciar recursos duplicando la información cuando hay espacio disponible para incluir más detalles.
  • Hacer keyword stuffing. O, lo que es lo mismo, inflar con palabras clave el texto de la metadescripción hasta forzarla y hacerla parecer artificial.

En último extremo, el secreto está en pensar siempre en el usuario: imagina que se lo estás contando a alguien de carne y hueso, no a una pantalla, y seguro que aciertas.

FacebookWhatsAppTwitterShare

Si te ha gustado este post...

SEO

Cinco consejos básicos para optimizar el contenido

56
Escrito por Juan Pina
Al escribir el contenido de una página, tanto si se trata de un post en el blog de la empresa como de la información sobre un producto en el catálogo de tu ecommerce, debes tener en cuenta la difusión, y para ello es fundamental optimizar el contenido.
Estrategias de Marketing Digital Marketing de Contenidos social media

Micro-influencers: ¿por qué apostar por ellos?

48
Escrito por Lidia Gómez Benito
¿Celebrities, macro-influencers o micro-influencers? Descubre los diferentes tipos de influencers y las ventajas de apostar por los micro-influencers.
Analítica Web Marketing de Contenidos social media

Marketing de influencers: el altavoz para llegar más lejos en las redes sociales

29
Escrito por Gema Diego
El marketing de ‘influencers’ es una estrategia en alza dirigida a multiplicar el alcance de nuestros mensajes en Internet por medio de cuentas influyentes. Explotar esta vía requiere la elaboración de un plan para determinar cómo localizar a estos ‘influencers’, de qué manera contactar con ellos, qué beneficio queremos obtener de la relación y qué ofreceremos a cambio.
Marketing de Contenidos Máster en Marketing Digital SEO

Wikipedia: ¿cómo beneficia al SEO?

57
Escrito por Teresa Oter
Sabemos que existen muchas técnicas para mejorar nuestro posicionamiento orgánico, pero en este post nos centraremos en cómo utilizar Wikipedia para conseguir esta mejora de nuestro posicionamiento. ¿Quieres averiguarlo? ¡Sigue leyendo!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Selecciona una categoría

X