Jacob Luján

De pequeño me encantaba desmontar juguetes para ver cómo funcionaban. Esos maravillosos huevos Kinder en los que lo importante no era el chocolate. Sentirme capaz de unir las piezas y que todo funcionara me hacía sentir gran satisfacción. Posteriormente ir mezclando partes de distintos objetos y ensamblarlas entre sí, logrando movimiento en lo inanimado. Aprender es lo mejor que tengo en la vida, es lo que me permite ser cada día un poco mejor en todo lo que hago. Y no importa si es un gran proyecto o la cosa más simple, intentaré hacerlo lo mejor posible.

Siempre me gustaron los ordenadores, me parecían más fácil de entender que las personas. La informática me ha ayudado a resolver problemas, convertir todo en piezas más pequeñas para ir solucionando lo minúsculo hasta llegar al todo. Finalmente, usando la misma lógica que con los ordenadores aprendí a entender mejor a las personas, somos un conjunto de pequeñas cosas que son las que nos convierten en lo que somos. Todo es tan sencillo o tan complicado como queramos verlo.

Hoy en día sigo siendo ese niño que se ilusiona con cada nuevo proyecto que cae en sus manos y que intenta que todo sea mejor que cuando lo ve por primera vez.

γνῶθι σεαυτόν”  (Templo de Apolo en Delfos).

 

Si quieres conocer más a Jacob Luján, visita su perfil de Linkedin.

Lidia Gómez Benito

Publicista, graduada por la Universidad Pontificia de Salamanca con un máster en Marketing Digital por la Universidad de Mondragón. Especializada en Marketing y Comunicación de Moda y Lujo. Es ejecutiva de Marketing y Comunicación en Súmate.

LinkedIn