Blog de Marketing Online

Cinco retos de la arquitectura web en 2017

A punto de concluir el año, cabe preguntarse cuáles son los retos en materia de arquitectura web que deberán afrontar en 2017 los sitios web, y particularmente los de comercio electrónico. Identificamos aquí cinco desafíos que nos parecen particularmente relevantes.

 

1. Olvidarse del ordenador

Dicho así puede sonar excesivo, pero la provocación es necesaria porque muchas empresas siguen ancladas en una arquitectura web que concibe tiendas online para utilizar en un ordenador, y concretamente en uno de sobremesa. No se trata de crearlo y pensar en la “versión para móviles”, ni de cubrir el expediente pidiendo simplemente plantillas que se adapten a cualquier anchura. El cambio de paradigma es total y requiere concebir el sitio principalmente para dispositivos móviles.

Empezaremos a ver lo contrario de lo que hemos conocido hasta ahora: plugins para adaptar las tiendas virtuales a los casos minoritarios de navegación desde un ordenador convencional. Años atrás era frecuente que los usuarios consultaran los sitios de ecommerce en su tablet o teléfono, pero esperando a realizar la transacción más tarde, una vez sentados ante el ordenador de su casa o de la oficina. Por lo tanto, el diseño de la interfaz móvil se orientaba sobre todo a impulsar la decisión de compra, no tanto su proceso inmediato. Pero ese comportamiento de los consumidores está extinguiéndose, por lo que es imprescindible que la ejecución total de la venta en el móvil forme parte del ADN del sitio. En ese sentido, es interesante la lógica de Bootstrap en la concepción transversal de los sitios web para todos los dispositivos.

 

2. Interiorizar el comportamiento táctil

En 2017 el parque de dispositivos móviles no crecerá solamente en el número de unidades, sino en su tamaño. La tendencia a unas pantallas más extensas conlleva un replanteamiento de la arquitectura web, particularmente en cuanto a la disposición y dimensiones de los elementos. Pero, especialmente, los diseñadores de tiendas online deben afrontar el reto de adaptarse al comportamiento táctil de los usuarios.

Si los primeros sitios web de ecommerce no distinguían entre manejo táctil y navegación con ratón, es evidente que la segunda es cada vez más secundaria. ¿A quién no le ha sucedido ya que la mano se le vaya sola hacia la pantalla de un ordenador de sobremesa, buscando ingenuamente tocar algún enlace o redimensionar con los dedos? Un concepto de moda es el de large finger-friendly, dada la frustración de infinidad de usuarios con los links demasiado juntos, las opciones táctiles pequeñas y otros elementos poco usables desde un teléfono o una tablet, que inducen a cometer errores y en muchas ocasiones llevan a desistir de la compra y quizá a no regresar a esa tienda online.

 

3. Cargar sin sobrecargar

Si en los ordenadores de sobremesa, y gracias al incremento de la velocidad de conexión, tenía sentido cargar de golpe toda la información posible, incluso la de pestañas plegadas para que su posterior apertura fuera instantánea, esa filosofía no es adecuada a los nuevos entornos de uso de la tienda online. El auge del lazy loading va en consonancia con la nueva arquitectura web, que tiende a cargar menos páginas pero más largas, descartando por supuesto el scroll lateral pero descansando en muy gran medida en el scroll down, ya que se ha comprobado su efectividad. Sin embargo, un error habitual es obligar al usuario a retroceder deshaciendo el scroll hasta arriba cada vez que quiere saltar a otro lugar de la tienda.

Apariencia de una página web en distintas pantallasEl reto de cargar sin sobrecargar incluye una hamburguesa. Así es como se denomina al típico icono de menú compuesto por tres líneas horizontales, que siempre debe estar presente (y preferiblemente a la izquierda) para facilitar el cambio de ubicación o una nueva búsqueda, evitando al usuario el engorro del scroll up. La tendencia es economizar esfuerzos del usuario presentando varios productos con suficiente información y con la opción de compra directa, en lugar de las viejas páginas de catálogo con apenas la foto y el nombre. Así evitaremos forzar accesos innecesarios a las páginas de detalle de cada producto en un continuo zigzag.

 

4. Adaptarse al usuario

Todo el mundo parece tener clara la necesidad de adaptarse al dispositivo desde el cual se esté navegando, pero falta comprender que, en realidad, a quien hay que adaptarse es al usuario. En adelante no va a ser suficiente presentar la tienda a cada usuario de manera que la vea bien en su aparato. Tendremos que adaptarnos a él o ella, más que a su pantalla. Esto tiene muchas implicaciones, desde la geolocalización y la automatización de preferencias diversas hasta la adaptación de estilos, tonos, colores y formatos por tipología de usuario o, en los casos posibles, por usuario individual. Y aquí va a jugar un papel importante la integración de los datos procedentes de redes sociales.

 

5. Integrar microvídeos

El año entrante bien podría ser el del retorno del GIF animado y otras tecnologías para incorporar microvídeos de muy bajo peso. Algunas tiendas online ya han comprendido que un vídeo en bucle, de apenas tres o cuatro segundos, describe el producto mucho mejor que una imagen estática o una panorámica de 360 grados que es necesario mover manualmente, lo cual no suele estar muy indicado para uso táctil. En definitiva, se trata de integrar el movimiento en el diseño web, en línea con el Material Design de Google y otras tendencias de gestión de la experiencia del usuario (UX).

New Call-to-action

Juan Pina

Politólogo y escritor. Director de Comunicación y Marketing en Súmate Marketing Online.

LinkedIn 

  • 16 dic, 2016
  • Publicado por Juan Pina
  • 5 Tags
  • 0 Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>