Blog de Marketing Online

Por qué Snapchat cuenta con la complicidad de la Generación Z

Hoy os traemos una colaboración muy especial en el blog de Súmate. Miguel de Reina, socio y fundador de Súmate, nos habla en este artículo de los cambios en Instagram y Snapchat y de cómo se los han tomado los tweens o preadolescentes pertenecientes a la Generación Z.

 

—Papi, ¡los del Insta tienen mucho morro! —me dijo de repente mi hija este verano.

—¿Por qué, hija?

—¡Papi! ¡Porque han copiado al Snap a saco! Lo estamos comentando todos, ¡cómo se han canteao…!

—No se de qué me hablas, peque —le dije—. Ya sabes que yo soy más de Facebook y Twitter pero… me interesa, explícame por qué.

Así empezaba la conversación con mi hija de doce años, con la que entendí que “los del Insta tienen mucho morro” pero, sobre todo, qué es lo que realmente hace que este segmento de la población se sienta tan identificado con Snapchat. Y esto me dio unas cuantas pistas de por qué Facebook lo trata de copiar a través de Instagram antes de que otros lo compren o ellos mismos consigan hacerse con esta aplicación. De hecho, Facebook intentó comprar Snapchat por unos tres mil millones de dólares en 2014 y rechazaron su oferta. Hoy, la empresa está ya valorada en dieciséis mil millones y subiendo…

Snapchat vs. Instagram Stories

Si sois usuarios de Instagram, habréis visto que hace unas semanas incorporaron nuevas funcionalidades: Instagram Stories. Tienen mucho que ver con lo que, aparentemente, es la clave del éxito de Snapchat: hacer que el contenido que ahí se publica desaparezca a las veinticuatro horas de haber sido publicado. Esta característica también está motivando numerosos posts y artículos en la prensa especializada.

La funcionalidad era única de Snapchat y la convertía en la red del “contenido efímero”. Esta aplicación permitía a sus usuarios recuperar el control sobre su contenido y cambiaba las reglas de cómo lo que hacemos en la red va dejando huella y construyendo nuestra imagen y reputación sin darnos cuenta. Snapchat dio la posibilidad de “volver a empezar” cada veinticuatro horas. Con esta nueva visión ya no necesitaríamos fórmulas como el “derecho al olvido” en buscadores. Las impresiones de mi hija no se quedaron solo ahí:

—Y a ti, que eres usuaria de las dos redes, ¿qué te parece?

—Pues que no cuela, papi. Ni en broma voy yo a publicar en el Insta lo que publico en el Snap.

—¡Ahí va! Y, ¿por qué?

—¡Papi! ¿Estás loco? ¿Tú sabes la cantidad de gente que me sigue a mí en Instagram?

—No, no lo sé, ¿son muchos?

—¡Sí más de 1.000! —los contamos y eran 789—. Yo le doy mi perfil del Insta a todo el que me lo pide. Ahí tengo a mis amigos de mi anterior cole, a mis amigos del verano en Galicia, a la gente de muchos países que he ido conociendo en los veranos de Inglaterra, a mis primos y tíos y hasta a ti.

—¿Y en Snapchat? —le pregunté curioso, tratando de disimular mi inquietud.

—¡Muchos menos! —me respondió mi hija, asombrada ante mi ignorancia. Otro día y en otro post escribiré sobre por qué creo que debo permanecer ajeno a todo esto hasta que ella me lo vaya contando, pero os adelanto que tiene mucho que ver con el poder educativo de la confianza.

—¿Cuántos seguidores?

—No más de cincuenta —los contamos y eran 96— y son sólo mis amigos más cercanos, los íntimos. A ti, por ejemplo, te acepté en el Insta pero en el Snap ni de broma —me dijo entre risas nerviosas—. Bueno, sí, te acepté pero luego te eliminé… glups…

—Hija, me estás asustando. Pero, ¿tú qué publicas en el Snapchat, que sea tan privado y tan exclusivo?

—Nada, papi, tonterías, pero por eso no quiero que cualquiera vea mis tonterías, me da vergüenza. Para eso está además mucho más preparado el Snap. Cuando haces una foto o la publicas o la borras, no la guardas. Te haces fotos ahí pensando ya en hacer el ganso y usando además las cosas graciosas como caritas de perros o efectos divertidos que sólo ellos ofrecen. El Snap es para hacer el tonto en el momento y reírte con tus amigos de verdad, para compartir el día a día, nada importante.

—¿Y en Instagram no? —le pregunté, esta vez ya intrigado.

—¡No! Ahí también cuelgo cosas, pero pienso mucho lo que cuelgo porque sé que se queda y que además lo ve mucha gente que sólo sabe de mí a través de Instagram. Ahora, con esto nuevo de las historias, me encuentro en el muro las historias de muchas personas que no me interesan porque no son tan amigos míos como para ver sus cosas de diario —me dijo, volviendo a criticar el movimiento de Instagram.

—Ya pero ahora en Instagram puedes publicar y que tu contenido dure sólo 24 horas —insistí.

—Ya, ¡qué morro tienen! Pues no lo haré, porque no tienen efectos graciosos y además ya tengo ahí a más de mil seguidores. ¿Qué quieren, que los elimine ahora? Pues no. Seguiré como hasta ahora. Publicaré fotos más de postureo en el Insta y en el Snap me seguiré riendo con mis amigas.

Grupo de amigas que utilizan smartphones juntas

¡Brutal, ¿no?! En realidad, Snapchat ha conseguido hacerse un hueco en el círculo más intimo de amigos de mi hija de doce años. Un lugar exclusivo en el que nadie más puede entrar, que utiliza a diario y donde “hace el ganso” y se muestra tal y como es porque sabe que sólo lo ven sus íntimos y además el contenido desaparece.

Queridos amigos de GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon): vayan preparando el talón con forma de… varios unicornios. Me temo que Snapchat ha calado hondo y, teniendo al fondo de Inversión Fidelity detrás, no os va a resultar fácil ni barato haceros con esta red social.

 

Snapchat en cifras

Para concluir, no puedo dejar de compartir con vosotros algunas de las cifras que ilustran Snapchat y su alcance:

  • Según el blog especializado 40 de fiebre, Snapchat ya tiene más de 150 millones de usuarios al día (Twitter tiene 140 millones).
  • Snapchat ya reproduce más de 10.000 millones de vídeos al día. Es decir, ya ha igualado el dato de Facebook del año pasado.
  • Se registran 8.000 millones de snaps diarios, mientras Instagram se conforma con setenta millones de posts.
  • El crecimiento de Snapchat ha sido muy acelerado (al igual que el de Instagram): mayor en un año que el de Twitter en cuatro.
  • Mientras sólo el 35% de los usuarios de Facebook comparte algo cada día, el 65% de los de Snapchat mantienen o superan esa cadencia de publicación.
  • Snapchat ha seducido al público joven de la Generación Z, como mi hija de doce años. 
  • Snapchat ya gana 200 millones de dólares gracias a la publicidad y cuenta con el compromiso de marcas como Marriott, Pepsico, Budweiser o Amazon, que se gastaron un millón sólo por aparecer en su especial de la SuperBowl. 
  • Snapchat cobra 100 dólares al día por las campañas nacionales de 24 horas en Estados Unidos, y está iniciando su despliegue en Europa. Trabaja ya en mejorar su propia plataforma de publicidad, lo que le va a permitir llegar al mercado global de medianos y pequeños anunciantes, controlado hoy principalmente por Google y Facebook.

Miguel De Reina

Fue el primer Director Comercial de Terra Networks (Telefónica) y en el 2003 el primer empleado y primer Country Manager de Google España y Portugal durante sus 3 primeros años de existencia en estos mercados. En la actualidad es Socio de nuestra empresa Súmate Marketing Online y Socio Fundador de Zenks World, un grupo empresarial que impulsa la Positividad y los Valores en el mundo.

Facebook Twitter LinkedIn 

  • 25 ago, 2016
  • Publicado por Miguel De Reina
  • 3 Tags
  • 0 Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>