Blog de Marketing Online

Aplicaciones móviles sanitarias para mejorar la gestión y la atención al paciente

¿Quién no ha intentado autodiagnosticarse con la ayuda de Google y ha llegado a la conclusión de que padece mil y una enfermedades diferentes? Los internautas buscan con mucha frecuencia información sobre salud en Internet y es en esos momentos cuando contar con el acceso a un profesional sanitario de forma rápida y sencilla puede suponer una gran ventaja competitiva.

Y si hay algo que tienen en común tanto médicos como pacientes es el uso cada vez mayor que todos hacemos de nuestros teléfonos móviles para consultar cualquier tipo de información. De esta forma es como ha surgido la denominada salud móvil o mobile health, que es el uso de dispositivos o aplicaciones móviles para el control y monitorización de la salud, facilitando la gestión remota de los pacientes.

 

Por qué la integración de la salud móvil es imprescindible 

Ante la gran proliferación de aplicaciones móviles y el elevado número de descargas hoy en día, la integración de apps sanitarias dentro de la atención al paciente permite a los profesionales del sector seguir siendo competitivos e innovar a una escala que nunca antes había sido posible. La salud móvil abre la posibilidad de realizar tareas de prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y gestión de los pacientes de manera centralizada gracias a las aplicaciones. Y estos son siete beneficios por los cuales todo profesional sanitario debe plantearse integrarlas en su atención al paciente:Médico consultando su teléfono móvil

   1. Aumento de tu alcance potencial: como apuntábamos al comienzo, la búsqueda de información relacionada con la salud en Internet se encuentra a la orden del día junto a la descarga de aplicaciones, y si lo unimos a un uso generalizado de los smartphones vemos que estos se convierten en el mejor canal para la comunicación con nuestro público objetivo.

   2. Agilización de los procesos: las aplicaciones móviles mejoran la gestión sanitaria -petición de citas online, consultas entre especialistas, acceso a los historiales médicos, atención médica sin desplazamiento…- y reducen los costes al integrarlas en cada uno de los procesos asistenciales (prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y gestión de los pacientes). La tecnología no es la solución, sino la herramienta que nos permite obtener una ventaja competitiva al ofrecer soluciones que se adecuen a lo demandado por los pacientes, repercutiendo directamente en la mejora de la calidad asistencial.

   3. Fidelización de los pacientes: desde Súmate te dimos 7 claves para fidelizar a tus pacientes y convertirte en referencia sanitaria logrando que vuelvan a tu consulta o te recomienden a terceros. Dentro de este listado de claves, incluíamos a las aplicaciones sanitarias.

   4. Referencia sanitaria: hay miles de foros y páginas web en Internet donde encontrar información sobre temas de salud. Sin embargo, las respuestas no son fiables al no poder verificar de ningún modo que vienen de un profesional sanitario. Por ello, posicionarnos como fuente de información y diagnóstico fiable de fácil acceso (a través de un sistema de pregunta-respuesta en la aplicación donde se pueden integrar vídeos e imágenes) nos otorgará notoriedad frente a los pacientes y dentro del sector.

   5. Mejora de la relación médico-paciente: a pesar de que no hay nada como el cara a cara, este no siempre es posible. Las apps son herramientas muy personales que facilitan la comunicación y el seguimiento continuado de los enfermos -sobre todo de los pacientes crónicos-, que de esta forma se verán apoyados en todo momento. En este sentido, las aplicaciones contribuyen a mejorar la calidad de la asistencia, reducen los tiempos de respuesta y diagnóstico, permiten llevar un control más minucioso del tratamiento y su evolución y, en definitiva, constituyen un aliado estratégico para el sector sanitario.

   6. Concienciación de los pacientes y modificación de hábitos: a través de las aplicaciones los pacientes se convierten en elementos activos en el tratamiento y seguimiento de su enfermedad, al tiempo que adquieren conciencia de la importancia del autocuidado. Los médicos ya no son los únicos que velan por su salud, sino que ellos mismos deben empezar por comer bien, hacer ejercicio o informarse proactivamente acerca de su dolencia para poder afrontarla de la mejor manera posible. Las apps que promueven una vida saludable, complementadas con el suministro regular de información de calidad, pueden influir en la adopción de comportamientos que redunden en beneficios para la salud. 

Práctica de ejercicio con la ayuda de una app sanitaria

   7. Análisis de datos: respetando la privacidad con sumo cuidado y enfocándose siempre en mejorar la experiencia de los pacientes. Gracias a los soportes de la mobile health, tenemos a nuestro alcance una gran cantidad de datos relativos a la relación e interacción de los pacientes en el ámbito sanitario. La aplicación del big data en el sector sanitario, con la integración de los datos provenientes de dispositivos móviles, redes sociales, aparatos médicos, registros en papel, etc., estructurados de forma eficaz,  nos puede ayudar a prevenir las enfermedades y personalizar los tratamientos. Además, el estudio de los datos sienta las bases para establecer estrategias sanitarias a medio y largo plazo y nuevas formas de actuación

New Call-to-action

Teresa Oreja

Periodista graduada por la Universidad de Valladolid. Es alumna del I Experto en Marketing Digital que imparte Súmate en colaboración con la Fundación General de la Universidad de Salamanca.

LinkedIn 

  • 22 ago, 2016
  • Publicado por Teresa Oreja
  • 2 Tags
  • 0 Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>