Blog de Marketing Online

5 trucos para empezar a redactar textos y luchar contra el folio en blanco

Reflexioné durante siete días y siete noches. Cuando un claro inicio se dibujó en mi mente, solté el lapicero y empecé a pulsar las teclas del ordenador. Pero seamos realistas… Ese informe, post, ebook, presentación… es para ayer. No hay tiempo de dar muchas más vueltas ¡y menos siete días y siete noches! Sobre todo cuando hay que enganchar al público en como mucho 8 segundos… Lo que dura un largo suspiro, vaya. Y eso es justo lo que estás haciendo ahora frente a la hoja en blanco de tu ordenador: suspirar.

Necesitas un golpe de efecto: un inicio interesante y rápido. Y lo necesitas ya. Por eso, estos trucos para arrancar textos te ayudarán a conquistar esa hoja en blanco que tanto se resiste. A partir de ahí, todos sabemos que las palabras fluyen mucho más rápido…

 

Trucos para empezar textos con impacto

 

1. Responder a la pregunta, así, directamente

Internet se ha convertido en cierto modo en un consultorio donde lanzar nuestras inquietudes y conseguir miles de respuestas en menos de un segundo. Tanto es así, que Google ha rediseñado su página de resultados para acercarnos aún más esa ansiada información, sin que sea necesario indagar clicando mucho más allá.

A raíz de este principio nacen el gráfico del conocimiento y los fragmentos destacados de Google. Los también llamados featured snippets dejan claro una vez más que muchas veces la clave de un buen texto es responder directamente a la curiosidad del usuarios y ese inicio directo puede encandilar al lector más que cualquier otra divagación.

 

2. Seguir el paradigma del periodismo: las 6 W

Se trata de la clásica fórmula periodística que permite aglutinar toda la información esencial en torno a 6 pronombres interrogativos. Las W se las debemos al inglés y, según esta regla, todo primer párrafo debería incluir la respuesta a: ¿qué (what) ha pasado?, ¿quién (who) es el protagonista?, ¿dónde (where) ha ocurrido?, ¿cuándo (when) ha sucedido?, ¿Por qué (why) ha pasado? Y, por último, ¿cómo (how) ha ocurrido?

Este método sirve de guía a la hora de resumir el contenido del documento en pocas frases. Es muy útil a la hora de introducir una presentación o un informe, ya que con ello se da una visión general de la información que sigue a ese arranque.

Sin embargo, la pirámide invertida no siempre es la mejor forma de comunicar algo. En el caso de un blog, muchas veces se tocan temas de carácter más atemporal por lo que tiende a ser mejor utilizar otras estructuras más flexibles. “Un ejemplo de esta tendencia es hacer una descripción general del tema y luego explicar los detalles, o viceversa, empezar destacando un aspecto impactante para luego abordar el retrato completo de la situación,” explica Gema Diego, responsable de Inbound Marketing en Súmate.

 

3. Arrancar con palabras de otros… siempre que vengan a cuento

Estatua de Fray Luis de León en la Universidad de Salamanca

Estatua de Fray Luis de León en la Universidad de Salamanca

Existen distintas alternativas para empezar:

  • Cita de hoy: iniciar el texto con una declaración actual es un recurso útil para llamar la atención. ¿De dónde sacarla? Las entrevistas son buenas canteras para elegir declaraciones que puedan impactar, pero realmente cualquier otro tipo de artículo puede valer. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta quién lo dice y dónde lo dice, es decir, el lugar de publicación. ¡Criterio ante todo!
  • Cita de antaño: algo así como el “decíamos ayer…” de Fray Luis de León en la Universidad de Salamanca. Parece mentira, pero a pesar de su edad, las citas célebres funcionan y muchas veces ilustran conceptos de manera magistral. ¿Dónde encontrarlas? Aquí hay una buena relación de citas de personajes célebres que pueden servir de inspiración.

 

4. Relacionar ideas y conceptos

  • Vincular conceptos de otros ámbitos con el tema de tu texto: filosofía, literatura, psicología, ingeniería… el abanico de opciones es amplio. Muchas veces, en nuestro día a día tenemos que manejar conceptos de nueva creación o relativamente complejos, con los que no todo el mundo está familiarizado. Establecer relaciones entre el tema que vamos a tratar y una idea ya conocida puede ser una manera de atraer esa esquiva atención del usuario. ¿Conectar el surrealismo con el algoritmo de Google? ¿Enlazar modernidad líquida con publicidad en Adwords? ¡Es posible!
  • Plantar una palabra: grande. Así era Neruda cuando dijo “las amo, las adhiero, las persigue, las muerdo, las derrito… Amo tanto las palabras…”. Sí, a secas, plantar una palabra al inicio del texto seguida por un punto puede sembrar la curiosidad del lector. Además, esta palabra descriptiva muchas veces evoca sentimientos, lo que nos lleva al terreno del próximo punto.

 

5. Aplicar el Storytelling o el arte de hilar historias

El storytelling, muy estudiado en marketing, hace referencia a algo tan antiguo como contar historias e implicar al público en ellas, aludiendo a esa atmosfera mágica que surge en la narración de un relato.

El periodista Gabriel García comenta en El País que “si este arte ha permanecido, por más que algunas cosas hayan cambiado tanto, es porque nuestro cerebro se implica de forma diferente cuando explicamos una historia que cuando nos limitamos a enumerar acontecimientos.”

Y, como no puede ser de otra manera, ya que estamos hablando de implicar al lector, os dejamos un vídeo delicioso, hecho a partir del libro “El hilo de la vida,” de Davide Cali e ilustrado por Serge Bloch, para que valoréis vosotros mismos si ha conseguido “engancharos”: 

Y si lo que necesitas es definir temas antes de lanzarte a teclear… este ebook puede ayudarte a sacar ideas para tus contenidos web:

Consigue aquí tu ebook

 

 

 

 

 

Beatriz González

Periodista digital adicta a Econsultancy, amante del mundo B2B. Consultora de marketing de contenidos & social media en Súmate.

LinkedIn 

  • 15 jul, 2016
  • Publicado por Beatriz González
  • 7 Tags
  • 0 Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>