Blog de Marketing Online

Buenas prácticas SEO para optimizar las imágenes

La conocida expresión “una imagen vale más que mil palabras” ha dado origen a acalorados debates en cafés literarios y foros de diseño. Esta batalla inmemorial entre letra escrita y pieza visual ha perdido cierto tono épico en los tiempos que corren, cuando parece asumida la pacífica convivencia de ambos elementos.

En el mundo digital actual, las palabras cuentan ¡y mucho! No en vano siguen siendo uno de los principales pilares capaces de aupar webs al estrellato de la primera página de Google.

Y sin embargo, es imposible prescindir de las piezas visuales, tan atractivas y útiles para un usuario, que, al final, valora el arte. Llegamos al meollo de la cuestión: ¿qué hacer ante la ceguera de los buscadores? La respuesta está clara: traducir las imágenes a palabras para ellos y que así puedan tenerlas en cuenta en el posicionamiento.

 

1. Cómo optimizar imágenes para los buscadores

Foto García de Marina: gafas desmontadas que forman la palabra ojoLos buscadores son incapaces de ver el contenido de las imágenes. En las webs, las fotos y piezas visuales son imprescindibles para aligerar la carga del texto, hacerlo más atrayente y legible para el usuario, además de, por supuesto, ilustrar los productos en el caso de los ecommerces.

No solo las máquinas dependen de nuestras interpretaciones de imágenes, sino que también son claves para transmitir el contexto y la información visual a las personas invidentes. Por ello, en la optimización de imágenes, además del SEO, debemos tener en cuenta la usabilidad en términos de accesibilidad web.

 

 

Algunas de las cuestiones esenciales que tener en cuenta son:

Peso de las imágenes y tamaño:

Las imágenes suelen ser uno de los elementos determinantes respecto al tiempo de carga de la web. Por ello, debemos vigilar su tamaño a la hora de subirlas para que no sean archivos con un peso enorme. Es recomendable adaptar la imagen al tamaño requerido por la web. Por ejemplo, si el ancho de la imagen de cabecera de un post es 800 pixeles, se trata de evitar subir imágenes que midan 3000 pixeles y luego reajustarlas, tendrán mayor resolución, pero el usuario final apenas la podrá catar y la página cargará más lentamente.

 

Formato del archivo:

Los más utilizados son los archivos en PNG, JPEG y GIF. Estos formatos son compatibles con todos los navegadores, aunque cada uno está diseñado para un cometido diferente:

  • GIF: es ideal para animaciones, pero se queda corto en términos de imágenes estáticas, puesto que la paleta de colores es más pobre que en el resto de formatos.
  • PNG: este formato mantiene intactos los detalles a una resolución alta. La contrapartida es que requiere un peso de archivo mayor. Por ejemplo, para los logos es un tipo de formato muy utilizado, ya que, junto al GIF, permite incluir trasparencias en las imágenes.
  • JPEG: se trata del formato más extendido para fotos y capturas de pantalla, puesto que conserva una calidad aceptable, a pesar de que al comprimir la información de la imagen se simplifican los colores.

 

Nombre del archivo:

Cabe remarcar la diferencia entre el propio nombre del archivo que subimos y el ALT, la etiqueta que indica el nombre de la imagen. Para los buscadores, lo más importante es la etiqueta ALT, pero seguir unas buenas prácticas en cuanto a nombrar las fotos que subimos puede prevenir más de un dolor de cabeza.

Por defecto, muchas de las imágenes que manejamos suelen nombrarse D6789890.jpg o similares. Es recomendable renombrarlas de manera similar a la etiqueta ALT, aunque con algunas particularidades como incluir las palabras clave sin artículos, pronombres…, separado con guiones y sin caracteres extraños como tildes o la “ñ”.

Foto de García de Marína: brotan letras de un lapiz roto a la mitad

Etiqueta ALT en las imágenes:

La etiqueta ALT de las imágenes es el chivatazo a oídos de los buscadores y abre la veda a ser indexados desde Google imágenes (algo muy interesante en el caso de los ecommerces, por ejemplo). El ALT deberá corresponder con una descripción de la imagen lo más fiel posible al contenido de la misma.

“Lo importante es que el grupo de palabras tenga sentido en el contexto general donde se inserta la imagen. Solo de esta manera tendrá valor para el usuario (y, por tanto, para el SEO). No hay que abusar de repeticiones de keywords en todos los ALT, ya que no deja de ser una manera artificial de intentar posicionarnos a través de las imágenes”, afirma Mara Miguel, consultora SEO copywriting en Súmate.

Sin embargo, si te encuentras ante el uso de fotos de archivo o de recurso, entonces, a pesar de la tentación de interpretar la imagen, debemos pensar en los usuarios invidentes que nos escuchan e insertar una descripción fidedigna y aséptica del contenido de las fotos, aunque este sea “una chica joven utilizando su ordenador”.

En definitiva, recordemos que pocas búsquedas vamos a conseguir por keywords del tipo “una chica pensativa buscando su seguro de viaje en internet”. Sinceramente, ¿quién va a buscar eso en Google? Y sin embargo la inclusión de este tipo de imágenes tiene su importancia en términos de usabilidad de cara al lector de la información.

Sitemaps de imagen:

Por otro lado, los sitemaps de imagen son una útil herramienta que ayuda a Google a detectar imágenes más fácilmente. Además, pueden configurarse de manera que incluya instrucciones específicas y seleccionar las imágenes que queremos mostrar a los buscadores y las que no. Se puede crear un sitemap independiente para incluir imágenes o añadir las imágenes al sitemap que ya existe.

 

2. Mención especial a la optimización de capturas de pantalla e infografías

Las capturas de pantalla son muy útiles para ilustrar cambios, procesos y poner ejemplos visibles. A pesar de ello y según Laura Lippay de Moz, si estamos tratando textos largos de importancia, mejor utilizar html para modelar el texto e incluir diseño, de manera que así pueda ser totalmente indexado por los buscadores.

Sin embargo, la mayoría de las veces necesitamos insertar capturas de pantalla como imagen para conservar los detalles y el aspecto exacto del pantallazo. En estos casos, si no se introduce la captura o gráfica anteriormente en el texto de la web, es interesante incluir una leyenda explicativa.

De cara a SEO, el ALT text debería completarse, aunque si pensamos en las personas invidentes, estarían presenciando una repetición de la información. Para evitar la controversia, una solución podría ser obviar la leyenda explicando el porqué del pantallazo en el texto y sí completar entonces el ALT.

Al mismo tiempo, no podemos obviar las infografías, recurso visual que combina texto e imagen, muy ilustrativo para el usuario y fácilmente viralizable. “En este caso, la vertiente visual de la infografía debe acompañar al texto e ilustrarlo de una forma atractiva para así captar la atención del usuario y que se interese por el resto del artículo”, aconseja nuestro diseñador gráfico Marcos Rodríguez. En cuanto al SEO, tenemos que indicar en el ALT que la imagen es una infografía e incluir el título de la misma.

Foto de García de Marina: gafas de bucear con tapones en cada lente

Dicho todo esto y terminada la literatura, ¿os atrevéis a poner ALT a las fotos de este post? Estas imágenes tan sugerentes son obra del fotógrafo García de Marina, autor del libro “NIMIUS – Poesía Visual (2011-2015)”. Si tenéis curiosidad, podéis encontrar más información sobre este Poeta de lo Prosaico aquí.

Y si queréis optimizar vuestra web más allá de las imágenes, apuesto a que os vendría bien nuestro pack de ebooks dedicados a SEO. ¡Lo tenéis a un clic!

Consigue aquí tu pack

Beatriz González

Periodista digital adicta a Econsultancy, amante del mundo B2B. Consultora de marketing de contenidos & social media en Súmate.

LinkedIn 

  • 15 jun, 2016
  • Publicado por Beatriz González
  • 4 Tags
  • 1 Comentarios

Comentarios

Hola, muy buen articulo! Tenia en mente dar comienzo a un proyecto de tienda Online utilizando Dropshipping, he estado leyendo que es importante que las imagenes sean originales y que no esten idexadas ya en google. En mi caso como se trata de articulos que no tengo en mi poder ya que el almacen lo gestiona mis proveedores, tengo que utilizar fotografias en ellos usan para sus propias tiendas… esto quiere decir que ya estan indexadas, mi pregunta es… Si les coloco algun tipo marca de agua o similar… Podria funcionar? Que importancia se le da en el caso de las imagenes de los articulos que sean originales? y a las imagenes de mis productos que nombres deben de tener? deben tener palabras clave? o no sera de importancia y si es palabra clave en imagenes pasa algo que se repita esa misma palabra en el nombre de las imagenes ya que muchos productos son similares? Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>