Blog de Marketing Online

Cómo evitar las penalizaciones de Google

Aparecer en las primeras posiciones de los motores de búsqueda es una de las prioridades del marketing online de cualquier empresa, especialmente de Google, el motor por excelencia que en 2013 lo utilizaban en España el 96% de los usuarios.

Para tener buenas posiciones en los resultados de búsqueda es importante cumplir con las exigencias y normativas del buen SEO, o Google puede penalizarte. ¿Cómo puedes evitar las penalizaciones de Google? Lo más sensato es cumplir las normas, pero aquí te damos unos consejos para evitar cometer errores…

porcentaje usuarios google

 

Tipología de penalizaciones

Descubrir si has sido penalizado a veces no es tarea fácil. Google puede avisarte o no, pero por lo general suele notarse por una bajada en la posición del ranking de los motores de búsqueda o por la desaparición en las búsquedas. Las penalizaciones pueden ser:

  • Automáticas. Google dispone de algoritmos que identifican y penalizan de manera automática aquellas webs que realizan prácticas dudosas o manipuladas. Enterarse de este tipo de penalizaciones es más complicado, hay que estar atento a los resultados.
  • Manuales. Google puede penalizar personalmente a una página web previa denuncia o investigación aleatoria, si esta incumple las normativas establecidas. En este caso Google envía un mensaje advirtiendo de que se han vulnerado las políticas de Google. La solución es rectificar los errores y solicitar una reconsideración

 

gritar

 

Algunas penalizaciones y consejos de prevención

Los motores de búsqueda, en concreto Google, penalizan algunas prácticas que van en contra de su filosofía de mostrar resultados de calidad en los resultados. Todo lo que altere de manera artificial el posicionamiento o aporte baja calidad a los resultados mostrados tiene las papeletas para ser penalizado. Entre las prácticas que pueden ser penalizadas destacan las siguientes:

  • La excesividad de anuncios. Tener demasiados anuncios, especialmente en la parte superior que es la más valorada, o buscar el lucro por publicidad mediante el engaño al usuario.

→ Los anuncios se deben incorporar de forma natural, y se debe evitar la tentación de poner “trampas” a los usuarios para que hagan clics involuntarios. Un usuario debe poder diferenciar bien lo que es anuncio de lo que no.

  • El cloacking. Consiste en mostrar contenidos diferentes a los consumidores y a los motores de búsqueda.

→ Se debe tener especial cuidado con las capas que ocultan contenidos de la página. Si no se hacen prácticas extrañas, en general es un problema poco común.

  • El link building. Abusar de los links que se crean específicamente para alterar el ránking demuestra que solo se busca manipular el posicionamiento.

→ Hay que apostar por el link baiting, conseguir enlaces de forma natural debido a que nuestro contenido sea de calidad y de interés para otros usuarios. Se debe incorporar el Inbound Marketing como una parte más de la estrategia digital de las empresas.

  • El intercambio de enlaces. Pactar intercambios de links es una práctica muy utilizada entre pequeñas y medianas empresas.

→ Hay que tener en cuenta el número de enlaces que se generan con esta práctica y actuar en consecuencia. Se pueden tomar medidas como usar la etiqueta “nofollow”, cambiar el enlace de sitios como el footer para que no genere miles de enlaces, o apuntar a diferentes páginas para que la reciprocidad no sea tan clara.

  • La compra y venta de enlaces. La compra puede evidenciarse cuando existe un crecimiento desmesurado de links en un breve periodo de tiempo, cuando los links provienen de páginas extranjeras, cuando provienen de numerosas páginas poco importantes… Y la venta de enlaces generalmente se detecta cuando una persona anónimamente denuncia esta práctica a los buscadores.

→ Se debe tratar de evitar realizar estas prácticas desmesuradamente, no pasa nada si es algo puntual, y en todo caso hay que elegir muy bien los enlaces de manera que el contexto sea propicio.

  • Enlaces desde webs penalizadas. Tener links desde/hacia webs penalizadas o cuyas funciones son ilegales (como la piratería).

→ Es bueno revisar adecuadamente los enlaces desde/hacia nuestra web y la información asociada que muestran. Un trabajo periódico a este respecto es la mejor prevención.

  • Keyword Stuffing. El uso de las keywords es vital para el posicionamiento web, pero debe usarse un lenguaje natural que sea apto tanto para usuarios como para los motores de búsqueda. Abusar de las keywords sin sentido es detectado.

→ Se debe apostar por la web semántica, escribir para los usuarios de una forma clara pero completa, con contenido en el que impere el significado y el contexto.

Para no ser penalizado lo más sensato es ser leal y no intentar manipular a los motores de búsqueda. Las consecuencias pueden ser más perjudiciales a largo plazo que el beneficio fugaz que podamos obtener. Y reparar los daños puede ser una tarea ardua y muy costosa (en cuanto a tiempo y recursos). 

Esther Morales Fernández

Licenciada en Comunicación Audiovisual y Publicidad y RR.PP, nadadora paralímpica en 4 Juegos y con 3 medallas paralímpicas. Es redactora y editora de contenido e Inbound Marketing en Súmate.

LinkedIn Google+ 

  • 24 abr, 2014
  • Publicado por Esther Morales Fernández
  • 3 Tags
  • 0 Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>