Blog de Marketing Online

Rigoletto con anuncios y tuiteado

Encontrar los fondos necesarios para la financiación de los teatros de ópera se ha vuelto estos últimos meses la tarea principal de sus gerentes, debido a los recortes públicos y a las deudas acumuladas resulta imprescindible buscar fuentes de ingreso alternativas, sobre todo en Europa, donde todo el enorme gasto económico se sustenta a base de subvenciones y recaudación de taquilla, y especialmente en España donde a falta de una ley de mecenazgo , que no acaba de aprobarse, la participación privada es prácticamente nula.

La última idea es algo que ningún gran teatro de ópera había hecho hasta la fecha, poner anuncios publicitarios en una pantalla al principio y en los descansos de la representación como si se tratara de un cine cualquiera.
Teatro_Carlo_Felice_GenovaEl teatro que se ha atrevido a ser el primero, ya que seguramente le seguirán más, es el Carlo Felice de Génova,   en el estreno de Rigoletto de Giuseppe Verdi,  cada vez que se cerraba su telón de terciopelo rojo, bajaba una pantalla donde se proyectaban los anuncios. Por ahora fueron sólo institucionales, del ayuntamiento de Génova y de la región de Liguria.

Mientras la publicidad se quede en los intervalos no habrá mucho problema, pero esto puede acabar con la joroba de Rigoletto esponsorizada por una empresa de ortopedias o lo que sería peor de excursiones de montaña.

Es normal que haya sido precisamente este teatro  a iniciar este camino de publicidad tradicionalmente reservada a las salas de cine, ya que a día de hoy el Teatro Carlo Felice  alcanza una deuda de unos 4 millones de euros. Para seguir tapando agujeros  también han hecho saber desde la dirección que alquilan la sala para otros conciertos,  aunque no sean de música clásica, o presentación de libros u otros eventos culturales  e incluso, y esto ya es más innovador, el alquiler del foyer para celebrar bodas.

Esta apertura por necesidad de los templos de la lírica al mundo exterior ha llevado también a algo impensable hasta la fecha, los “Tweet Seats” es decir asientos reservados para comentar y opinar sobre el espectáculo en directo e interaccionar con otros espectadores.

Esta iniciativa que empezó hace ya tiempo de manera natural en los acontecimientos deportivos americanos y posteriormente pasó a Broadway,  ahora ha llegado al mundo de la ópera , empezó en la aventura  tuitera el Teatro de la Opera de Nashville   al que siguieron la Palm Beach Opera  o la Opera de Dallas  ofreciendo entradas gratuitas a los ensayos generales con la única condición de tener abierta una cuenta en Twitter. Este pasado verano como conmemoración a su centenario se estrenó la misma  idea en  la Arena de Verona, con un descuento adicional en las entradas.

La inquietud es siempre la búsqueda de incrementar la audiencia con las nuevas generaciones de jóvenes  hiperconectados que no pisarían un teatro de otra forma y a la vez aumentar la publicidad en Internet de manera prácticamente gratuita.Socializate en el teatro

La incorporación de las redes sociales como interacción con el público en los teatros  es necesaria y hasta imprescindible, pero sería importante poner restricciones para evitar molestias y sobre todo, antes de nada,  utilizar la imaginación, por ejemplo, sería mucho más interesante “obligar por contrato” a que los propios protagonistas tuitearan, instagramearan o feisbuquearan en los descansos de las representaciones.

En fin, por favor enciendan sus móviles, el espectáculo empezará en breves instantes, no olviden que para votar a su cantante favorito deben utilizar el hashtag #elnuevocaruso… ríete tu de la señora que tardaba años en abrir el envoltorio de sus caramelitos para la tos.

Bloguero y Colaborador de Súmate especialista en Música.

Facebook Twitter Google+ YouTube 

  • 26 nov, 2013
  • Publicado por CroceeDelizia
  • 2 Tags
  • 0 Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>